HC veta ley de subsidio: “Prefiero condenar mi futuro político”

Antes que condenar el futuro del Paraguay, prefiere condenar su futuro político. Así de contundente fue el presidente de la República, Horacio Cartes, quien anunció que vetó el proyecto de Ley que subsidia a los campesinos no así la ley de emergencia para la agricultura familiar que sí será promulgado.

Durante la mañana de este viernes, el jefe de Estado anunció su decisión final en torno al proyecto de Ley de subsidio para los campesinos que hace semanas están apostados en el microcentro de la ciudad de Asunción.

El mandatario explicó que si bien al principio dijo que iba a promulgar la normativa, cambió de parecer al analizar los datos técnicos. Al respecto mencionó que los programas sociales Tekoporâ y Adultos mayores poseen un costo de 163 millones de dólares, mientras que la condonación a los labriegos puede pasar los 3.200 millones de dólares, lo que se configura en aproximadamente 25 % del Presupuesto General de la Nación.

Cartes reconoció que al devolver el documento al Congreso, los senadores y diputados pueden juntar los números necesarios para poder aprobar y hacer efectiva la ley, pero sostuvo que con esto la ciudadanía sabrá cómo actuaron los legisladores de la Nación.

En el Congreso se necesita mayoría para sancionar la ley, 23 votos en el Senado y 41 en Diputados.

A continuación el mensaje completo del mandatario:

Los paraguayos somos solidarios, y siempre estamos dispuestos a ayudar a quienes más lo necesitan. Pero no podemos postergar el bien de todos los paraguayos privilegiando a unos cuantos, ni usar la necesidad de la gente como instrumento proselitista.

La aprobación por parte de los Senadores y Diputados de la ley de condonación de deudas a los campesinos es de público conocimiento.

Es cierto que en un principio tenía pensado dejar pasar esta ley para evitar crispación social y posibles enfrentamientos violentos, pero al revisar los análisis económicos del impacto de esta ley entendí claramente que ponerla en ejecución condenaría el futuro económico de nuestro país. Si fuese necesario prefiero condenar mi futuro político, antes que condenar al Paraguay.

Con falso populismo, algunos compararon esta ley con el programa Tekopora y Adultos mayores, pero para que tengan una idea, el costo total de estos 2 programas es de 163 millones de dólares. El costo de esta ley puede pasar los 3.200 millones de dólares, aproximadamente 25% del Presupuesto General de la Nación.

A solo cinco meses de las primeras elecciones, lo más fácil sería hacer lo mismo que ellos, y dejar pasar esta ley de condonación, pero mi compromiso es con el bienestar de todos los paraguayos y eso está por encima de todo.

Desde el acuerdo del año pasado, con el cual cumplimos al pie de la letra, estamos haciendo un gran esfuerzo por brindar soluciones de fondo para los pequeños productores con propuestas concretas para su rehabilitación financiera y productiva.

El Paraguay debe estar siempre por encima de los intereses personales, sectoriales, y electorales, y es por eso que he decidido vetar esta ley y devolverla al Congreso Nacional.

Quiero que sepan, que el congreso podría levantar mi veto si logran 23 votos en Senadores y 41 votos en Diputados, en cuyo caso, a pesar de mi veto esta ley quedaría promulgada.

La responsabilidad de poner al país por encima de los intereses electorales vuelve al Congreso, y les pido a todos ustedes que observen la conducta de los representantes del pueblo en los próximos días.

Dios bendiga al Paraguay,

Muchas gracias.

 

Por: Hoy

Vote